El golf en España: entre un motor turístico y unos clubes deficitarios

El golf es un motor turístico pero sólo el 57,3% de los clubes son rentables. Estas son las dos caras de la moneda de este deporte en España, según se desprende del estudio El golf como catalizador de la actividad económica en España, realizado por IE University con la colaboración de la Asociación Española de Campos de Golf (Aech) y la Real Federación Española de Golf (Rfeg), el sector atrae al año a 11,2 millones turistas extranjeros que juegan al golf pero, a la vez, esto no se traduce en rentabilidad para las sociedades que gestionan campos de golf.

 

Esto se produce según el informe porque las empresas que gestionan los campos de golf se quedan una parte “proporcionalmente muy pequeña” de todo el valor que generan. De un green fee de dieciocho hoyos en temporada alta que tiene un precio medio de noventa euros, las sociedades de golf obtienen 5,8 euros de beneficio. Los gastos más importantes son los de personal (44,5%) y suministros (18,8%). Dentro de estos noventa euros, 15,6 euros corresponden al IVA, por lo que el margen podría ser mucho mayor y cambiar la situación si el Gobierno aprueba una rebaja del 21% del IVA al 10%, tal como está estudiando. Asimismo, 2,38 euros corresponden al IBI y al IAE.

 

En ingresos, las cuotas de los socios representan el 52,3% de los ingresos, pero si se añaden los ingresos ligados directamente a la actividad deportiva del golf como clases, alquiler de equipo o tienda, el porcentaje se eleva hasta el 66%. La media de ingresos por sociedad que explota el campo de golf es de 1,9 millones de euros.

 

Pero esta situación varía mucho en función de la estructura de la instalación: las instalaciones de propiedad municipal registran de media una facturación total de sólo 805.000 euros aquellas instalaciones propiedad de los socios que además permiten jugadores ocasionales facturan 3,4 millones de euros, casi cinco veces más.

Por el momento, no se ha hecho una simulación de lo que supondría la reducción del IVA porque es un negocio de costes fijos. “Los campos de golf no son rentables por la fiscalidad en materia de IVA y en el IBI, por la referencia catastral; antes del Covid-19 hubiéramos tenido un 15% más de facturación si en 2012 se hubiera aprobado a rebaja del IVA también para los clubes de golf”, señaló ayer Carlos Pitarch, miembro de la junta directiva de la Asociación Española de Campos de Golf (Aecg), durante la presentación del informe.

 

El golf español es un motor turístico. El sector atrae al año a 1.195.000 turistas extranjeros que juegan al golf, el 98,6% de los cuales son europeos. “La comparación de esta cifra con los 4,2 millones de jugadores de golf registrados en Europa muestra tanto el liderazgo de España en el turismo de golf como el potencial de crecimiento del mismo”, destaca el informe.

 

Estos turistas gastan en España, excluyendo el gasto en los campos de golf, alrededor de 4.640 millones de euros al año. Este gasto directo tiene un efecto multiplicador en ingresos indirectos e inducidos que elevan el impacto del gasto turístico en la economía española hasta 11.183 millones de euros.

Además, el pico de actividad del deporte del golf no coincide con el pico de la llegada de turistas en España, por lo que contribuye a la desestacionalización del turismo. Asimismo, el turista de golf extranjero que visita España difiere del turista extranjero medio al tener una estancia media superior, ya que tiene una estancia media de 11,9 días en comparación con  7,4 días del turista medio en España.

 

El perfil económico también es diferente: el nivel de renta del turista de golf es sensiblemente más alto que el nivel de renta del turista medio. Mientras que solo el 8,82% del turista medio en España se declara de renta alta, este porcentaje se eleva al 26,67% en el caso del turismo de golf. En conjunto, el turismo de renta alta y media-alta representa el 63% del turismo de golf y solo el 36% del turismo medio en España.

 

Por otro lado, este turismo tiene un alto valor inmobiliario. El 23,9% del turista extranjero que juega al golf en España se aloja en una vivienda de su propiedad. Es decir, 283.195 turistas extranjeros de golf se alojan en su segunda residencia. Por lo tanto, el estudio cifra el valor de la inversión inmobiliaria del turista que juega a golf es de alrededor de 42.000 millones de euros. Andalucía y Valencia son las dos comunidades autónomas donde hay más propiedades de turistas de golf.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Estamos todos juntos

¿Un problema, una pregunta, una duda?
En Directores Deportivos hablamos todos el mismo idioma.
Si eres un profesional de las instalaciones deportivas, podemos ayudarte .

Copyright © 2021 Directores Deportivos. Todos los derechos reservados.